EL ESTÓMAGO ALEGRE


Aprovechando este puente salimos la noche de Haloween para ver el ambiente de la ciudad. Fuimos directos para la calle Cánovas del Castillo a seguir con nuestra ruta por esta calle tan llena de bares. El primero que nos encontramos fue ‘El Estómago Alegre’, que está en la esquina con Mariano Padilla, en el número 18 al lado de la peluquería Cebado.

Nos gustó la pinta que tenía y observamos que tenían la carta de precios en la puerta. Después de revisarla vimos que era económica y tenía cosas interesantes, así que decidimos pasar. En esta ocasión íbamos a ser 3 personas porque un amigo se nos iba a unir más tarde, así que entramos a coger sitio para todos.

Es un local largo y estrecho, con una planta superior. En la entrada hay algunos taburetes y mesas altas. Hay unas escaleras que bajan a otra sala donde está la barra, más mesas y un pequeño comedor con 2 mesas (cuidado con la cabeza al bajar). En la parte de arriba hay otro comedor con 6 mesas y es más tranquilo. El local está decorado con un estilo ‘de abuela acumuladora’, lo que hace que al ser estrecho se vea muy recargado y da sensación de agobio. Hay alfombras, lámparas enormes de mimbre, angelitos colgados en la pared entre los cuadros y una estatua romana que sostiene una lámpara. Tiene varios armarios con vinos y botellas de ginebra.

Cuando nosotros llegamos el bar estaba lleno y nos tuvimos que acomodar en los taburetes de la entrada. No os aconsejamos que os sentéis en los taburetes porque la mayoría de vendedores ambulantes y relaciones públicas que pasan por la puerta se acercan a ofrecer sus cosas, sentaos en el comedor de arriba o en las mesas de abajo. Resulta un poco molesto tanta interrupción.

Nos dejaron un par de cartas y pedimos una jarra de cerveza mientras nos pensábamos qué pedir. La carta se divide en montaditos (algunos bastante elaborados, como el de solomillo), brochetas (destaca la de cordero), hamburguesas (una especialidad de la casa), tostas, los clásicos revueltos, ensaladas y tablas de patés y quesos. Una carta muy surtida y a muy buen precio. También tienen una carta de vino y las botellas están por todo el local, formando parte de la decoración.

Tardaron un poco en servirnos la jarra y en tomarnos nota. Esto fue lo que pedimos: una tabla de quesos, dos hamburguesas de ternera al roquefort y un montadito de solomillo.

Lo primero que nos sirvieron fueron las hamburguesas. Tienen un buen tamaño y éstas en concreto eran de ternera, tomate, lechuga, cebolla y una loncha de queso roquefort frito. El  ketchup y la mostaza van aparte para que le pusiéramos al gusto. Estaban muy sabrosas, con el queso roquefort crujiente y con un buen sabor. La carne tenía bastante calidad, en su punto y con un sabor suave. Nuestro amigo cuando llegó se pidió la de emmental y también le pareció muy sabrosa. Para haceros una idea son de las mejores que hemos probado después de las del ‘Al rojo vivo’, que son insuperables.

Después de ésto nos trajeron un montadito de filadelfia que no habíamos pedido y le indicamos al camarero que era el de solomillo. Al traernos más tarde el de solomillo nos dijeron que si queríamos el de filadelfia no los lo cobraban porque nadie lo había pedido y lo iban a tirar. Como no nos gusta que la comida se tire accedimos a que nos lo pusieran. También en ese momento nos trajeron la tabla de quesos.

El montadito de filadelfia pues no tiene mucho que decir, pan tostado y queso filadelfia encima. No lo pedimos y con razón. El montadito de solomillo en cambio estaba muy sabroso. Llevaba mostaza picante, almendras picadas fritas y carne. Es un poco caro para el tamaño que tiene, pero lo compensa por lo tierna que está la carne y el sabor de la mostaza con las almendras picadas.

La tabla de quesos está bastante bien si sois queseros. Por el precio que tiene (5€) puedes degustar una buena variedad. No es muy grande pero si que va bien surtida. Encontramos emmental, roquefort, azul danés, rulo de cabra francés, manchego (curado y tierno), brie, camembert, mozzarella, gouda y granna. Lo acompañan con alcaparras, cebolletas y pepinillos. Nos pareció un buen entrante, mejor que una ensalada, que aquí son más caras. Con pan y un buen vino puede ser una tapa perfecta.

Estábamos terminando cuando apareció nuestro amigo. En ese momento el bar estaba casi vacío, aún así tardaron bastante en atendernos y servirnos otra jarra de cerveza. No se dieron cuenta que teníamos 2 vasos y tocó pedir otro. Hasta 5 veces tuvimos que pedirlo hasta que lo trajeron. Él se pidió una hamburguesa de emmental. El pobre iba bastante muerto de hambre y nos dio tiempo a pedirnos la 3ª jarra de cerveza de lo que tardaron en servirla.

No quisimos postre por 2 razones: íbamos bien cenados y que llevábamos 2 horas para cenar y estábamos un poco desesperados. Fui a pedir directamente la cuenta a la barra. La cena salió por 38€ justos, unos 12€ por cabeza. Nosotros pagamos un poco más porque cenamos más, pero perfectamente hubiésemos podido cenar con lo que pedimos.  La jarra de cerveza nos costó 4,5€, muy buen precio y las hamburguesas 3,5€. Pedimos antes unas cañas, pero con una jarra nos apañamos perfectamente. 

Nos dimos cuenta más tarde que nos cobraron una hamburguesa de más, así que os recomendamos que reviséis la cuenta si vais.

En general nos parecen buenos precios, buena comida, una carta variada y sabiendo elegir puede salir muy económico. La carta de vinos también parece una buena opción para tapear porque la vemos surtida y asequible.

Lo mejor: Las hamburguesas son muy sabrosas, tiene variedad y los precios son muy buenos.

Lo peor: Decoración recargada, el servicio fue pésimo y encima nos fuimos con un plato de más en la cuenta.

Con El Estómago Alegre tenemos sensaciones enfrentadas. Por un lado la comida era muy buena, estábamos en una zona muy céntrica y de marcha, los precios eran muy buenos y el sitio está bien y se ve original.

Por otro lado hubieron algunos contratiempos durante la cena. Nos trajeron un plato que no pedimos y que dijeron que no nos cobrarían. Es cierto que no lo cobraron, pero sí que nos metieron otra hamburguesa extra en la cuenta que no pedimos. Cuando llegó nuestro compañero de cena, tuvo que pedir unas cinco veces que le trajeran un vaso para poder servirse algo de cerveza mientras esperaba la hamburguesa. Una vez que nuestro amigo pidió, no sabían si nosotros ya habíamos cenado o no (tiene su gracia porque llevábamos allí ya una hora y media largas). Por otro lado, no vemos normal, llegar a cenar a las 10,30 y salir de allí a la 1.

Es posible que debido a lo lleno del local estuvieran despistados, pero creemos que eso no es escusa para ningún bar que intente hacer las cosas con esmero. Esperamos que si vamos otra vez con menos gente el servicio sea mejor, porque merece la pena por su cocina y sus precios.

VALORACIÓN

Comida: Buena tabla de quesos. Hamburguesas y solomillos sabrosos. Carta variada. En general se desmarca de lo habitual.

Precio: Calidad, y buen precio.

Atención: A pesar de que el trato fue muy amable, aquí tenemos que poner un suspenso. Por las esperas, por la falta de atención a la hora de servir y por la falta de seguimiento de los clientes.

Ambiente: Variado. Personalmente pensamos que la decoración desmerece mucho el local, puesto que hace que parezca aún más pequeño y agobiante.

Anuncios
Comments
9 Responses to “EL ESTÓMAGO ALEGRE”
  1. joseTotana dice:

    Yo estuve en este sitio hace un mes y mi opinión es exactamente igual que la tuya. La comida es buena y un poco diferente de la mayoría de sitios, el precio muy bueno y el servicio fatal. Fuimos un viernes y es cierto que estaba lleno, pero tardamos en cenar unas dos horas, tuvimos que recordarle al camarero varias veces lo que habíamos pedido porque no lo servían y tb nos trajeron un plato que no habíamos pedido. Aún así el sitio me parece recomendable, los camareros eran muy amables a pesar de los despistes y en mi opinión el bar tiene cierto encanto por su exotismo.
    Así que a seguir con vuestras estupendas recomendaciones…. mucho ánimo.

    Me gusta

    • Fran Zapa dice:

      Gracias por la crítica y el comentario. Si recordáis, sugerí que visitarais de tranqui este sitio, al que sólo había ido una vez, pero de “fin de ruta”, para rematar la noche de tapas con una botellica de vino (oye, lo de los vinos de este sitio me sigue convenciendo) y un platico de no recuerdo qué. El sitio me gustó y esperaba más opiniones. Yo lo pisé en un viernes de verano y no había casi nadie. Y es verdad que el servicio no fue ágil, pero también es verdad que sólo había un chaval. De todas formas, creo que me decidiré a visitarlo una vez más. Me da que mola como paradica de ruta y tomarte alguna botella y picar algo, pero no para cena dura. Saludos.

      Me gusta

      • pakyesu2011 dice:

        Sí, nos acordamos una vez dentro de la tasca que nos lo comentastes en una ocasión. Yo creo que si te pones cerca de la barra los camareros te atienden mejor. De todas maneras, como dices tú, para tapear va de lujo. Tienen buen vino y tapas a buen precio. Un saludo!

        Me gusta

  2. Azucena dice:

    Hace más de una ha que hemos llegado y acaban de servirme un plato de verduras frías y con la mitad de ingredientes que debería llevar según carta. Mi acompañante aún sigue esperando un montadito y una hamburguesa. Es sin duda un sitio al que no volveré ni recomendaré.

    Me gusta

    • pakyesu2011 dice:

      Vemos que no fuimos los únicos que se fueron desesperados de allí. Nosotros no hemos vuelto y no creo que volvamos hasta que no se mejore el servicio.
      La verdad es que es una pena porque el bar está muy bien situado y la comida tiene muy buena relación calidad-precio, pero esa desorganización lo tira todo por tierra.

      Me gusta

      • Fran Zapa dice:

        Bueno, pues vuelvo a escribir sobre el tema para que los lectores se hagan mejor idea aún, ya que he vuelto en dos ocasiones después del último comentario publicado y me veo en condiciones de opinar con más criterio.
        Nuestra penúltima visita fue con una pareja de amigos, en plan cena formal (“apalanque duro” le llamo yo) de parejas. Reincidimos en lo mismo: Buena decoración, buena calidad y sabores, cantidades decentes y vinos muy dignos -un poco fríos de más para mi gusto- , todo a ello a un buen precio. Pero…, volvieron a tardar mucho en servirnos (eso sí, hoy sí que estaba petado el local; pillamos mesa de milagro), cosa que no nos importó demasiado porque estábamos de palique y teníamos mucho que hablar, aunque mejor lo hubiéramos llevado con, al menos, unos sorbicos pausados de vino mientras esperáramos la comida.
        Pero en la última visita -y no sé si recalcar con un ÚLTIMA VISITA- fuimos los tres amiguitos que solemos ir de tapeo nocturno por aquí y por allá, recordando nuestra última experiencia (ver mi publicación anterior). Fuimos en plan barra y, sencillamente, nos desesperamos. Son contadísimas las ocasiones en mi vida -y ya tengo unos decenios- en las que me voy de un local porque no hay narices a atendernos, y eso me parece i-na-cep-ta-ble en un local serio. Pues cuando ya estábamos decididos a irnos, tras rogar TRES VECES Y EN BARRA, que nos tomaran nota, aparecieron unas amigas y justo se desocupaba una mesa (ojo, por otros tres presuntos comensales que comentaron en voz alta que se iban porque llevaban media hora sin ser atendidos) por lo que hicimos de tripas corazón y optamos por quedarnos.
        Lo que resulta muy curioso de todo esto es que una vez que has conseguido que llegue el primer plato, “la rueda” empieza a funcionar y todo es más fluido (?). Pero vaya, concluyo con que si vuelvo -que vaaale, sí que probaré otro día porque Javier es buen cocinero- miraré antes que haya poquica gente dentro.
        Perdón por la superbrasa, pero espero que a alguien le venga bien.

        Me gusta

  3. fuensantika dice:

    yo ire a ver son tan lentos!! Abren los domingos por la noche? Por que no se actualiza la web? Estoy deseando saber de mas sitios a los que ir.

    Me gusta

    • pakyesu2011 dice:

      Hola. Perdón por tener la web parada, llevamos una temporada mal de dinero y tenemos que racionalizar las salidas. Aún así estamos preparando una nueva entrada que subiremos esta semana.

      Me gusta

  4. el cerdo alegre dice:

    mmm, solomillos congelados del mercadona, los revueltos exactamente igual (probad el de asetas o el de ajetes)camareros explotados sin contrato, y más mierda que el palo de un ciego (mirad bien la cocina)…dudo siquiera que cumpla una norma sanitaria….y esas bombonas de butano en la parte baja¿?…sistemas de extracción¿?….en fín

    Me gusta

¿Qué te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Blog Stats

    • 522.337 hits
Marketing Your Business Online

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

Comiendo por Murcia

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

elchicoqueselocomiótodo

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

Cuchillito y Tenedor

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

Vegetal... y tal

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

chef&chof

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

Miss Sandia

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

Las Maria Cocinillas

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

El Blog de Sergio Gallego

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

Chupa la gamba

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

The Murcialist

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

Con Delantal y Tacones

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

GastroMurcia

Guía de bares buenos, bonitos y baratos de Murcia

MURCIAMAR

FOTOGRAFIAS de las costas y medios marinos de la región de Murcia. Posteriormente se ha ampliado

El polaco inglés

Dando color a mi traje gris

A %d blogueros les gusta esto: